FANDOM


El tarot, es el método de adivinación más empleado y conocido en el mundo, el cual a lo largo de la historia ha evidenciado su gran poder asertivo y el inmenso alcance que ha tenido a través de la historia. Con toda su perdurabilidad desde el antiguo Egipto hasta nuestra actualidad.

La historia del tarot en si es algo incierta, pues muchos asumen que está La gran ventaja que tiene España del resto de países europeos, es que históricamente está considerado como “El primer País de Europa”. Lo que lo hace un pionero en cuanto a la mayoría de las cosas se refiere, siendo uno de los primeros en tener contacto con el místico mundo del tarot y del esoterismo. Para lo cual nos remontamos a épocas lejanas y quizás no tan ajenas a nosotros como se podría pensar hoy en día.

Ya en España, desde hace mucho tiempo se contaba con un juego de cartas que recibía el nombre de “Naipes” y tenía fines completamente recreativos. Se cree que el origen etimológico de esta palabra nace como derivado de la palabra “napa” que era usada en Vizcaya y significa “llano” o “uniforme”; por otro lado, también se le considera de origen árabe, pues la palabra hebrea “naibes” se asemeja mucho al nombre que le dieron los italianos, “naibi”, que en ambos idiomas tenia significados míticos relacionados a la magia, la predicción y la clarividencia. Por lo que ya desde un inicio, si bien fuera para jugar o adivinar, los mazos de cartas ya eran muy populares, cambiando su diseño, nombre y utilidad.

Se cree que el tarot es llevado a Europa a partir del siglo XIV a manos de gitanos; sin embargo, en este ya existía la baraja española, como mencionamos anteriormente. Y este mazo de tarot incluía tantas similitudes como diferencias, podemos mencionar algunas de ellas:

  • ·        Los símbolos utilizados en la

Baraja Española eran en latín.

  • ·        Al igual que la cubierta en

Italia, estas tenían platos españoles y cuatro palos; la cual también es una decubierta usada en América.

  • ·        Grandes similitudes con el

juego de cartas del tarot en Italia, el cual tenía monedas de oro que recibían el nombre de “oros”. Las “copas” y “espadas” recibían el mismo nombre. Mientras que los “palos” o “bastones” se conocen como “bastos”. Y contaban con la existencia de algunos comodines, al igual que las barajas de juego.

  • ·        Se ha encontrado documentación

que data de principios del siglo XIV y XV en Barcelona y Valencia, los cuales se atribuyen a diferentes fabricantes de tarjetas, los cuales incluían varias normas y una serie de reglamentos de juego. Donde estos documentos también indican la existencia de tarjetas de gran tamaño pintadas y otras más pequeñas a estas, las cuales contaban con un acabo a mano con detalles dorados y cubiertas en mora.

  • ·        Las cubiertas españolas tenían una numeración en todas las tarjetas: en

donde se excluían los números ocho (8) y (9); donde los números diez (10) pertenecían a tarjetas de tribunal y se conocía como “la sota”; el caballo representada al once (11) y se conocía como “El caballo”; y por último, el número doce (12) hacía referencia al rey y se le conocía bajo el mismo nombre,es decir, “El Rey”. Cabe destacar estas tenían únicamente doce (12) cartas y se identificaban (sin mostrar las cartas) por las cajas que rodean a las figuras, enmarcándolas. También resulta interesante resaltar que la baraja es parte importante de la literatura española a lo largo de los siglos, siendo emblemática en muchos países de América latina y utilizándose con fines de juegos del azar o relacionándose directamente como un medio para revelar lo oculto y desconocido.

Por otro lado, hay evidencia que documenta la existencia de tarjetas del tarot para el siglo XV en Sevilla, las cuales incluso están consideradas como una de las primeras cartas del tarot, pues están fueron finamente ilustradas y pintadas a mano. Pues actualmente, varios museos de América Latina se han valido de este descubrimiento para demostrar el uso de las cartas entre el siglo XV y XVI.

Uno de los tarots más famosos y reconocidos del mundo, desde su creación hasta la actualidad es el tarot de Marsella, y resulta muy interesante que aun hoy en día, luego de tantos años,se mantenga vigente y sea uno de los favoritos por los videntes y estudiados en la materia. 

Y es que el tarot de Marsella es tan importante e influyente, que incluso se podría considerar como la cuna del tarot en Europa, pues hay documentos que sitúan su existencia desde antes de 1700, perteneciendo a la cultura de los “Bâtisseurs romans” (los constructores de catedrales).  También se le atribuye a los “Maestros en Cartas Marselleses” de fabricar las mejores cartas del mundo, datando para el siglo XVIII.

El origen de este tarot en específico, se suele relacionar con Italia, pues se encontró un antiguo mazo escondido en un sótano, el cual podría pertenecer al siglo XV. Sin embargo, este tema suele ser muy discutidos, pues muchos aseguran que este tarot proviene se Egipto, no obstante, hay evidencias que demuestran sus orígenes en Marsella no solamente por ser su sitio de fabricación, sino le conceden el derecho de creación.

El mismo Alejandro Jodorowsky y Philippe Camoin, sostienen firmemente que este tarot nace en Marsella y nada se relaciona con otro juego proveniente de alguna otra parte de Europa o de Egipto. Sin embargo, los historiadores suelen referir su origen al lugar geográfico donde se encuentre la baraja más antigua.

Hay mucha evidencia que indica la autenticidad de este tarot a Marsella, pues este contiene construcciones perfectamente geométricas que corresponden únicamente a los ya mencionados “Bâtisseurs romans”, los cuales trabajaban basándose geométricamente en el número de oro, es decir, el valor de pi= 1,618 siendo el único tarot del mundo en estar diseñado bajo este criterio, el cual forma parte de la posición de los personajes y objetos, haciendo que no sea nada al azar, sino complejamente estructurado,

Contribuyendo a esto, un reciente estudio arqueológico de 1999 en Orange, nos indica que la figura de la esfinge alada, perteneciente a la Rueda de la Fortuna o mejor conocido por ser el Arcano X del tarot de Marsella, el cual representaba una figura de culto muy antiguo en la iconografía de Marsella y sus alrededores. De igual manera, los símbolos y colores pertenecientes al tarot de Marsella son únicos y no se encuentran en ningún otro tarot, por más antiguo que este sea.

Por otro lado,el Tarot español realizado en Valencia se dio gracias a los moldes de madera creados por el italiano Piamontés en 1736.

Por lo que si tenemos todo esto en cuenta, la historia del tarot es tan amplia y misteriosa al igual que la baraja.